Qué ver en Granada • Granada Turismo • Roundalia.com

¡Viaja barato, viaja más!

Qué ver en Granada

Granada Turismo

Granada, además de La Alhambra, cuenta con muchísimos otros encantos que van desde el Albaicín, pasando por la Calle de las Teterías y llegando a su Catedral, además de las mil y una maravillas que adornan la ciudad y que se combinan con el encanto de los granadinos, gentes dispuestas a ayudar al visitante y hacer que se encuentre como en su propia casa.

Vista de Granada

Vista de Granada

Descubre lo que puedes hacer y visitar en Granada aquí mismo.

• La alhambra de Granada
Alhambra” significa “La Roja”, y es que esa es una de las primeras impresiones que te llevas cuando la visitas por el color de sus murallas.

De forma común se asocia La Alhambra con los Reyes Nazaríes y sus Palacios; sin embargo, la Historia de La Alhambra viene de mucho más atrás, ya que desde el siglo IX ya se tiene noticia de su existencia como fortaleza, no como residencia Real. Efectivamente, será con Mohamed ben Al-Hamar cuando se fijará La Alhambra como residencia de los Monarcas Nazaríes, en el siglo XIII, mientras que, hasta ese momento, La Alhambra simplemente era una fortaleza militar, siendo que la residencia de los Monarcas estaba fijada en lo que actualmente es el Albaicín.

La época de mayor esplendor de La Alhambra, por tanto, es a partir del siglo XIII, hasta la llegada de los Reyes Católicos, momento que empieza a marcar su declive, muestra de lo cual es la construcción del Palacio de Carlos V, la cual supuso la destrucción de parte del complejo, lo cual no ha impedido que La Alhambra de Granada constituya uno de los destinos turísticos más importantes de nuestro país (España) y conocido mundialmente.

El Albaicín: de visita obligada…
Indispensable es también la visita al Albaicín, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Este barrio es uno de los ejemplos más representativos del período Nazarí, ya que ese fue el de mayor esplendor para él. Es ahí donde se encuentran Los Cármenes, que son viviendas de origen árabe y que cuentan con un pequeño jardín, imagen típica que puedes contemplar desde La Alhambra. El Albaicín cuenta con unas calles muy estrechas y blancas, lo que le da un encanto especial; además, el origen de Granada está ahí, precisamente, no en La Alhambra: la creación de La Alhambra fue posterior y sustituyó a la fortaleza que era el Albaicín, lo que se puede comprobar en los restos de muros fortificados que hay en algunas de sus calles.

Vista del Albaicín

Vista del Albaicín

La visita al Albaicín y a La Alhambra son complementos indispensables, ya que están uno frente a la otra, separados por el río Darro: la imagen típica de La Alhambra es tomada desde El Albaicín y la imagen típica del Albaicín y sus Cármenes se toma, precisamente, desde La Alhambra. La visita al Albaicín (al que también podrás subir en microbús de línea) tiene como lugares indispensables: El Mirador de San Cristóbal (es aquí desde donde podrás obtener unas vistas impresionantes de Granada) y El Mirador de San Nicolás (aquí es de donde podrás obtener la típica estampa de La Alhambra).

La colina sobre la que se asienta el Albaicín fue elegida como fortaleza por íberos y romanos, pasando a ser ocupada posteriormente por los zirís (quienes en el siglo XI trasladaron la capital de Medina Elvira hasta Medina Garnata, origen de la denominación actual de Granada), estableciendo éstos en Granada el centro de su Taifa, siendo desplazados posteriormente por almoravídes, a quienes sucedieron los almohades. Con el tiempo la fortaleza del Albaicín se trasladó a la otra orilla del río Darro (a lo que hoy es La Alhambra), dejándonos un conjunto histórico que continúa vivo y que encierra todo un encantador laberinto de calles, callejuelas, callejones y cuestas que esconden un legado árabe que se adivina si prestamos atención a los detalles que se asoman a nuestra mirada.

La belleza y encanto del Albaicín es, muchas veces, ensombrecida por el de La Alhambra, pero perderse la visita a este barrio de Granada es imperdonable. El Albaicín es un disfrute para los sentidos, con sus estrechas callecitas decoradas por el jazmín que cuelga de sus Cármenes (las viviendas tan características que constituyen el barrio y que lucen su blancura asomándose sobre la nueva Granada y su Vega, encerrando unos impresionantes jardines llenos de vida y que nos recuerdan que los árabes guardaban sus mejores secretos y bellezas en el interior de sus casas, destacando sobremanera el Carmen de los Mártires, el cual cuenta con un palacete y unos jardines extraordinariamente bellos) y unos sonidos que se pierden tras los muros llenos de historia de este barrio de origen nazarí.

El barrio del Albaicín ha comtemplado siglos de Historia, por lo que pasear por sus calles y plazuelas es un verdadero paseo por la Historia de Granada: fortaleza, barrio de artesanos y poderosos, foco de revueltas moriscas contra el poder establecido, sede de la Real Chancillería, … No puedes privar a tus sentidos de este viaje a la Historia.

Y entre La Alhambra y El Albaicín, paralelo al río Darro, se encuentra el llamado “Paseo del Darro”, aunque oficialmente se llama “Paseo del Padre Manjón”. Es un lugar indispensable, tanto para tomar un aperitivo a media mañana en las mesas de los bares y restaurantes aledaños como por la noche, disfrutando de la imponente vista de La Alhambra que se eleva justo por encima de este Paseo, el cual nos servirá como punto de referencia para organizar nuestra visita a estos dos puntos indispensables en nuestra visita a Granada.

Otros lugares recomendados en Granada…
Podrías pensar que, una vez vista La Alhambra y El Albaicín, ya está todo visto en Granada. Pues aún te queda bastante por ver:

  • Bañuelo: Se trata de los Baños Árabes que encontrarás en la Carrera del Darro. La entrada es gratuita.
  • Plaza de Bib-Rambla o “Bibarrambla”: Es una de las plazas más populares y significativas de Granada. En ella podrás comprar flores y numerosos recuerdos, así como tomarte un buen chocolate con churros en una de las cafeterías que encontrarás por allí. Está muy cerca de la Catedral y, como te indicamos, la identificarás por los numerosos puestos de flores que hay.
  • La Huerta de San Vicente: es la Casa Museo de Federico García Lorca en Granada capital. Cualquier mañana te puedes escapar y visitarla; puedes adquirir libros, postales y toda una serie de objetos con motivos lorquianos. Por cierto, el parque en que se ubica es una delicia para pasear una mañana.
  • Abadía del Sacromonte: La encontrarás camino al Sacromonte. Desde ella disfrutarás de unas vistas perfectas de Granada y La Alhambra. La visita dura unos 30 minutos y podrás ver numerosas obras de arte y libros antiguos, así como, especialmente, un gran número de reliquias que nos recuerdan que Granada es una ciudad donde la fe se vive de una forma muy especial.
  • El Sacromonte: símbolo y expresión del sentimiento gitano en Granada y uno de los lugares más conocidos dentro y fuera de España. En cualquiera de sus cuevas podrás encontrar actuaciones flamencas en vivo, aunque, cada vez más, da la impresión de que está pensado para los turistas extranjeros, por lo que, para un español, puede resultar un poco aburrido. No obstante, el ambiente del Sacromonte es suficiente atractivo como para planear una visita matutina al mismo, aunque, si lo que quieres es fiesta, eso ya es por la noche. El Sacromonte es el barrio gitano de Granada por excelencia, un barrio que rompe los tópicos sobre esta etnia y te descubrirá una forma de ser y de vivir singular y llena de un atractivo muy especial. El Sacromonte linda con el Albaicín, San Pedro, Realejo-San Matías, El Fargue y Haza Grande, y en este barrio tan simbólico de Granada encontrarás las típicas y famosísimas cuevas de los gitanos ya mencionadas y que debes visitar si tienes oportunidad.
  • El Monasterio de la Cartuja: indispensable la visita a este Monasterio, que es uno de los máximos exponentes del barroco andaluz. Lo encontrarás en el Paseo de La Cartuja, junto a la zona universitaria de Granada, otro lugar especialmente concurrido de estudiantes por la noche. El precio de la entrada ronda los 4€.
  • El Realejo: es el antiguo barrio judío, siendo un lugar que no te puedes perder por su encanto cultural, histórico y plástico. Está situado en el margen izquierdo del río Darro. Destaca en este barrio el Campo del Príncipe, el cual debe su origen a los Reyes Católicos, quienes lo crearon para celebrar la boda de su hijo Juan. Se trata de un lugar especialmente concurrido en la noche granadina.
  • La Alcaicería: indispensable para comprar recuerdos de Granada de todo tipo (objetos con motivos Nazarís, camisetas, bisutería, orfebrería, etc…). Uno de los lugares más encantadores de Granada, con calles muy estrechas que recuerdan a un zoco. La Alcaicería está situada junto a la Catedral de Granada, corriendo paralela a la misma por la derecha.
  • La Catedral: su nombre oficial es el de “Santa Iglesia Catedral Metropolitana de la Encarnación de Granada” y constituye todo un símbolo de la ciudad; de hecho, en la Catedral de Granada se encuentra la Capilla Real, lugar en el que se hallan los restos de los Reyes Católicos, Juana la Loca y Felipe el Hermoso, por lo que puedes imaginar que se trata de un lugar de visita obligada en Granada. La Catedral de Granada asombra nada más ver su entrada principal, ya que la pequeña plaza que se abre ante ella obliga a elevar la vista de forma considerable, impresión que no menoscaba la que te llevarás al ver las columnas y bóvedas blancas del interior, que se alzan de forma mejestuosa, protegiendo el impresionante Altar Mayor y Retablo que culminan la belleza del templo. Como te indicamos, este templo renacentista es de visita obligada en tu visita a Granada y, para que te ubiques, el mapa que hay al final de esta página señala, precisamente, el punto en el que se encuentra la Catedral.
  • Monasterio de San Jerónimo: Lo encontrarás entre las calles Gran Capitán y López Argüeta. Junto a la Iglesia de San Jerónimo, es uno de los primeros exponentes del Renacimiento Andaluz.
  • Las Murallas: La ciudad de Granada está rodeada por las antiguas murallas árabes, las cuales se mantuvieron en pie tras la conquista cristiana. Se conservan actualmente dos grandes partes: la Alcazaba Cadima y la Yidida
  • El Corral del Carbón: La entrada es gratuita y se encuentra situado en la calle Mariana Pineda. Es un edificio del siglo XIV cuyo nombre original era el de “Alhóndiga Gigida”, convirtiéndose en época crsitiana en casa de carboneros, del que viene su nombre actual, para pasar más adelante a ser corral de comedias.
  • Casa de los Pisa: No te puedes perder la visita a este lugar único, lleno de historia y que constituye un veradero recorrido por la vida de San Juan de Dios (no en vano, el museo que contiene se llama Museo de San Juan de Dios). Efectivamente, la Casa de los Pisa fue creada tan sólo dos años después de la conquista de la ciudad por los Reyes Católicos, debiendo su nombre a la familia de los Pisa y Osorio, con la que trabó gran amistad San Juan de Dios, familia que socorría constantemente al santo, hasta el punto que llegaron a solicitar al Arzobispo (ante el lamentable estado de salud de San Juan de Dios al llegar el final de sus días) que le obligara a dejar su tan querido hospital de pobres para descansar en la Casa de los Pisa, lugar donde finalmente murió el 8 de marzo de 1550. La visita a la Casa de los Pisa es una verdadera recreación de la vida y muerte de San Juan de Dios, a lo que se une la grandísima cantidad de objetos religiosos de las Misiones de todo el Mundo que te dará una perfecta idea del papel de la Iglesia en aquel momento histórico, y sólo por menos de 4€ la entrada, por lo que es obligada la visita. La Casa de los Pisa está situada en la Calle Convalecencia.

En fin, hay bastantes más cosas que ver en Granada, pero lo ideal es que, una vez que estés allí y hayas visto lo que te hemos recomendado, descubras por ti mismo nuevos rincones y lugares. Eso sí, Granada es una ciudad para recorrer a pie, ya que es pequeñita y fácil de abarcar para el visitante. Además, comprobarás fácilmente que sus gentes son especialmente abiertas y dispuestas en todo momento a ayudar y guiar al visitante.

En cualquier caso, Granada es una ciudad en la que, a cada paso, descubres un monumento, un lugar único que te va a enamorar. Granada es mucho más que La Alhambra, una ciudad llena de historia pero, también de vida, tanto de día como, especialmente, de noche. Una ciudad única que te va a asombrar, sobre todo si la recorres a pie.

Por cierto, algo que te asombrará en Granada es el hecho de que, si no te comportas como un turista al uso, te va a resultar muy barata, en la que muchas de las visitas son gratuitas (en otros casos las entradas son casi simbólicas), de modo que disfrutarás de una ciudad con una cantidad inacabable de atractivos sin gastar en exceso. Aprovéchalo en tu viaje a Granada.

Valora Nuestra Publicación
Qué ver en Granada, 5 / 5 (2 votos)