Crater of Diamond, vacaciones con diamantes • Roundalia.com

¡Viaja barato, viaja más!

Crater of Diamond, vacaciones con diamantes

Viajero Curioso

Cuando planeamos nuestras vacaciones tratamos de encontrar los viajes baratos que más se adapten a nuestra idea. Uno de los destinos más demandados a la par que costosos es Estados Unidos, con ciudades tan llamativas como Nueva York o Los Ángeles. Pero siendo un país tan grande hay otros muchos lugares que visitar, siendo uno de los más curiosos Arkansas, el único destino de vacaciones que al volver puede haberte hecho millonario.

La fiebre del diamante
Durante el siglo XX los diamantes estaban en boca de todos. Con un precio estratosférico y la fiebre del oro en sus últimos momentos todas las miradas se dirigieron a los diamantes, minerales que hasta ese momento se exportaban de África en su mayoría. Diversas minas fueron descubiertas por el país, convirtiéndose en una nueva forma de financiación tanto para el gobierno como para los empresarios afectados por la crisis económica de la época.

Cartel de bienvenida a la minería

Cartel de bienvenida a la minería

Con este contexto es donde encontramos el nacimiento de lo que es hoy en día la única mina de diamantes abierta al público. En 1.906 un granjero descubrió dos diamantes en sus terrenos, utilizados hasta ese momento para la explotación agraria. Sin interés por la industria minera y con bastantes años a sus espaldas decidió vender tanto los diamantes como los propios terrenos, convirtiéndose la zona en una nueva minería industrial.

Desgraciadamente la aventura duró poco y es que en poco tiempo el nuevo dueño se dio cuenta de que la zona era demasiado pequeña para explotarse en condiciones. A pesar de que en 1.924 se descubrió el Uncle Sam, un diamante de 40,2 quilates (el más grande encontrado en el país), el negocio no era rentable para ningún inversor, pasando las décadas en un estado prácticamente abandonado.

El avance tecnológico en 1.950 descubrió que realmente los minerales se habían acumulado en una zona muy pequeña del terreno, siendo rica en diamantes de todo tipo. Pero incluso así seguía sin ser rentable, la propia instalación de la maquinaria era demasiado costosa para una zona tan pequeña y que no prometía necesariamente compensar la escasez de los alrededores con la explotación central. Hasta que un inteligente inversor vio la oportunidad en el nuevo motor económico incipiente con el fin de los conflictos internacionales.

De minería arruinada a atracción turística de éxito
Desde 1,956 la minería se abrió al público con un enfoque muy sencillo: pagas la entrada, te dejan el material y lo que encuentres es tuyo. Picos, palas, hornillos, todo lo necesario para trabajar la tierra en búsqueda del ansiado tesoro. Hay también materiales algo más pequeños para que los niños puedan manejarse por la zona.

Un afortunado turista mostrando su hallazgo

Un afortunado turista mostrando su hallazgo

¿Y se encuentran diamantes? Por supuesto, casi todos los años aparecen nuevos diamantes encontrados por turistas. En el mismo lugar hacen la valoración, entregándote un certificado de que es un diamante auténtico encontrado en el Crater of Diamonds State Park. Casi ningún turista revela el precio por el que lo ha vendido pero, a modo de ejemplo, en 2.105 después de 20 minutos buscando una mujer encontró un diamante por valor de 800.000 dólares.

Mucho más que diamantes
Los diamantes nos tientan a todos pero es indudable que si fuese tan sencillo obtenerlos no estaría abierto al público por 8 dólares el día completo. Es aquí donde el ingenio inversor vuelve a aparecer, conocedor de que la minería acabaría perdiendo el interés con el paso de los años debido a la baja probabilidad de encontrar una pieza. Aunque la parte de minería fue vendida quedó en manos de la familia todas las tierras que hay a su alrededor, convirtiéndolo en un centro turístico con sus propios restaurantes, merenderos y hasta parque acuático.

Padre e hijo buscando diamantes

Padre e hijo buscando diamantes

Una oportunidad fantástica para viajar a Arkansas de Turismo y probar suerte en una actividad que nos puede dar una alegría inmesa. Ideal para los más pequeños y romper la rutina de los viajes turísticos más clásicos, nuestro viaje a Estados Unidos estará repleto de experiencias como esta a poco que nos movamos por sus condados menos conocidos.

Valora Nuestra Publicación