Consejos para Hacer la Maleta • Roundalia.com

¡Viaja barato, viaja más!

Los mejores consejos para hacer la maleta

Viajero Curioso

Hacer la maleta es una de las cosas que más dejamos para última hora cuando planeamos nuestras vacaciones. Para viajes cortos no suele ser mucho problema pero cuando nos encontramos a miles de kilómetros de casa puede convertirse en un auténtico incordio. La solución clásica es tirar de tarjeta comprando lo que nos hemos olvidado, algo que ya no nos ocurrirá si seguimos estos consejos para hacer la maleta de vacaciones.

No lo dejes pasar de la última noche
Que se nos olvide una camisa o unos pantalones es salvable pero que nos dejemos los billetes del avión (de verdad, ¡ocurre!) o las tarjetas de crédito sí que son asuntos más serios. Si no podemos ir haciendo la maleta poco a poco intenta al menos hacerlo antes de que acabe la noche. Es imposible predecir cómo nos sentiremos al levantarnos, si se nos olvida algo o si simplemente vamos a tener el tiempo suficiente para encontrarlo todo y colocarlo. Ten en cuenta además que es fácil que la hagamos por la noche y recordemos algo de última hora nada más despertarnos.

No lo dejes para última hora

No lo dejes para última hora

Ten diferentes estilos de maleta en casa
Uno de los inconvenientes de hacer la maleta es darnos cuenta que no existe una maleta genérica para todo. Si nuestro viaje va a ser a una zona de lujo nos interesará una maleta robusta, con compartimentos especiales para perchas donde manterner la ropa perfecta, mientras que si vamos a viajar de manera más informal será mucho más práctica una maleta blanda que nos permita movernos cómodamente. Más importante todavía es el tamaño: evita las antiguas maletas gigantescas que apenas podíamos llevar a rastras por la calle.

Evita experimentar con la ropa
Cuando viajamos por el mundo de turismo nos sentiremos pletóricos al descubrir rincones completamente diferentes de nuestro medio habitual. No hay necesidad de que la ropa se convierta en la protagonista, intenta llevar ropa con la que te sientas cómodo y haya probado su fiabilidad. Puede que hace poco nos hayamos comprado una camisa de lo más moderna, o unos zapatos que aprovechamos que estaban de rebajas, pero en los viajes más largos es mejor no experimentar y estar seguros de que nos moveremos con soltura en todo momento.

Doblar y dividir
Los más experimentados en los viajes tienen miles de pequeños trucos para aprovechar al máximo el espacio en la maleta. No vamos a recomendaros ideas como enrollar en vez de doblar, asumiendo que somos turistas ocasionales y no queremos complicarnos demasiado hay que priorizar lo que sabemos hacer de siempre: doblar la ropa con cuidado aprovechando cada hueco. Un buen truco para dividir la maleta es juntar las piezas de ropa por tamaños, dejando pequeños rincones en el interior que aprovecharemos para mil cosas. Sobra decir que lo de hacer un ovillo y apretar sale mal prácticamente siempre.

Dobla la ropa con cuidado

Dobla la ropa con cuidado

Si vamos de hotel aprovechar las muestras del aseo
La mayoría de hoteles siguen manteniendo la bonita costumbre de disponer de su propia gama de productos de aseo, como el champú o el jabón. A menos que tengamos especial cariño o necesitemos un producto específico es recomendable aprovechar las muestras gratuitas de los hoteles. Ahorraremos un espacio vital en nuestra maleta, evitando de paso cualquier problema que pudiera surgir en el control de aeropuertos por transportar líquidos.

Infórmate del equipaje de mano que puedes llevar
Desde hace tiempo las normas sobre el equipaje de mano se han vuelto mucho más estrictas, lo que no significa que todavía no podamos aprovecharlo. Una pequeña mochila puede salvar completamente nuestro viaje, evitando llevar en la maleta cosas importantes o que nos sean útiles en momentos puntuales. Además los más avezados en el turismo saben lo útil que es dividir parte del dinero en las diferentes maletas y bolsas que llevemos, si perdemos una seguiremos teniendo recursos para salir del paso.

Si sobra espacio no caigas en la tentación de llenarlo
Una de las costumbres más extendidas y de la que no nos damos cuenta es tratar de aprovechar al máximo nuestra maleta innecesariamente. Si no disponemos de diversidad en las maletas de casa no tenemos por qué complicarnos llenándola hasta las topes. Sabemos la incómoda sensación de ver huecos, pero si con dos pantalones para el fin de semana tienes más que suficiente no hay que llenarlo con ropa que no vas a acabar usando.

Los huecos son naturales en las maletas

Los huecos son naturales en las maletas

Cuando vuelvas del viaje deshaz la maleta del todo
Puede que no sea un consejo para hacer la maleta al uso pero sí que nos ayudará con los viajes posteriores. Al volver del viaje hay que deshacer la maleta completamente. Mucha gente tiene la rara manía de disfrutar encontrándose ropa que daba por perdida, pero hay que ser realistas, la ropa enclaustrada en una maleta no suele acabar muy bien.

Valora Nuestra Publicación