Hoteles burbuja, ¿los conoces? • Roundalia.com

¡Viaja barato, viaja más!

Hoteles burbuja, ¿los conoces?

Viajero Curioso

El diseño de los hoteles se ha convertido en los últimos años en uno de los alicientes para el turismo, incluso por encima del propio destino o la actividad que fuéramos a realizar. Son hoteles extraños, particulares, con un estilo tan agresivo que inevitablemente llaman nuestra atención. Mientras que muchos tratan de dar con la tecla para que su hotel funcione os traemos unos ejemplos de un modelo realmente curioso: el hotel burbuja.

Hotel Mil Estrelles
Para muchos la estrella de este nuevo diseño hotelero. Ubicado en Cornellá de Terri (Girona), es uno de los hoteles con más encanto de toda España. No es de extrañar que las reservas para los fines de semana tengan meses de espera en temporada alta, costando incluso en las épocas más frías. Su excelente ubicación permite que el buen clima se sume a una experiencia ya de por sí única gracias a sus particulares habitaciones en forma de burbuja.

Existen burbujas con diferentes temáticas, como la Sirius o la Acrux, por lo que incluso en este punto tendremos la posibilidad de personalizar todavía más nuestra experiencia. Todas las burbujas están equipadas como cualquier habitación de un hotel convencional, pudiendo disfrutar de un baño relajante mientras regulamos la luz para crear el mejor de los ambientes. Para las parejas sin duda unas vacaciones románticas difíciles de igualar.

Hotel Mil Estrelles

Hotel Mil Estrelles, España

Eso sí, recordad que las burbujas se encuentran en pleno campo y que no están hechas como una habitación normal. La luz, la lluvia o el ruido pueden volverse un inconveniente en algunas situaciones, sobre todo teniendo en cuenta que las transparencias son una constancia en las burbujas que encontraremos.

• Bubble-Tree
Si los hoteles con habitaciones burbuja son extraños de por sí imaginad uno que llevase la idea a su máximo exponente. Esta fue la ocurrencia de Pierre-Stephane Duma, un reconocido diseñador francés que ha tenido la suerte de que su invento por fin haya podido despegar. Arrancando en Deauville, Francia, podemos disfrutar de lo que significa realmente dormir en una burbuja. Literalmente.

¿Cuál es la gran particularidad del Bubble-tree? Son completamente esféricas, transparentes en su totalidad y con menos comodidades de lo normal. Por supuesto veremos la naturaleza a nuestro alrededor como si estuviésemos fuera, pudiendo parecernos de lo más romántico o una estancia de la que desearemos salir corriendo cuanto antes. Francia dispone de una naturaleza envidiable por lo que buena parte de su éxito (o, para los más agudos, de su no-fracaso) ha sido gracias a ella.

Bubble-tree, Francia

Bubble-tree, Francia

En la actualidad el modelo se está expandiendo por todo Francia, pudiendo incluso organizar bodas donde los invitados tengan sus propias burbujas pudiendo estar en armonía. Una auténtica experiencia que, dicho sea de paso, no será precisamente barata.

Whitepod
Una curiosa mezcla entre hotel burbuja y hotel tradicional, el Whitepod de Suiza es uno de los alojamientos más exclusivos de toda Europa. Ubicado en los Alpes Suizos el hotel apuesta por una combinación fantástica entre los pods (una especie de tiendas de campaña con forma de burbuja), el chalet de madera típico acogedor de los terrenos alpinos y la propia experiencia de disfrutar de la nieve y todo lo que la rodea.

Las burbujas en este caso no están tan equipadas como las de otros hoteles de este tipo. Son cómodas, cálidas y encantadoras, pero son pequeñas y no invitan a pasar todo el día encerrados en ellas. Es por ello que el Whitepod incentiva a los turistas a mezclarse entre ellos practicando senderismo, deportes de invierno y juntándose al lado del fuego en la cabaña principal.

Whitepo, Suiza

Whitepo, Suiza

Espectacular para los viajes románticos. Si podemos permitirnos pasar unos días en la zona disfrutaremos de un viaje de vacaciones completo, probando las famosas burbujas mientras nos maravillamos con los parajes suizos.

Valora Nuestra Publicación