Cuevas del Soplao • Cantabria Turismo • Roundalia.com

¡Viaja barato, viaja más!

Cuevas del Soplao, Cantabria

Cantabria Turismo

El Soplao es una cueva situada en los municipios de Rionansa, Valdáliga y Herrerías en Cantabria, España. Se considera única por la calidad y cantidad de formaciones geológicas en sus 27 kilómetros de longitud, 9 de los cuales están abiertos al público. En la cueva hay formaciones como helictitas (estalactitas que desafían la gravedad) y cortinas (cortinas, u hojas de calcita, a veces translúcidas, colgando del techo). Su formación data del Mesozoico, en particular el período cretáceo hace 240 millones de años. La entrada está a 540 metros de la Sierra Soplao Arnero.

Entrada Cueva del Soplao

Entrada Cueva del Soplao

Datos de “la Cueva del Soplao”
La cueva fue descubierta accidentalmente durante perforación para la minería, para luego ser explotada para la extracción de minerales. Durante su funcionamiento, muchas familias locales fueron beneficiadas por los ingresos que obtenían de la minería, en combinación con la cría de ganado. Después de décadas de abandono, y espeleología, han descubierto su verdadero valor geológico.

El 1 de julio de 2005, el Gobierno de Cantabria la abrió al público con publicidad a nivel internacional, tras el desarrollo de normas de turismo y protección que prohíben cualquier actividad sin autorizar. La investigación continúa, lo que resulta en el estudio de los depósitos de ámbar, el reconocimiento de los estromatolitos subterráneos formados por bacterias, y una nueva formación de minerales.

¿Qué hay que ver en El Soplao?
Cantabria es una región de paisajes impresionantes y vistas al mar, tanto en sus montañas del interior, como también bajo tierra. Debajo de sus prados y montañas hay un mundo oculto de las cavernas y cuevas que le llevará a lugares que solo se ven en la ciencia ficción. Uno de estos lugares es El Soplao. A 60 kilómetros de Santander, se encuentra este maravilloso lugar que inspira temor en todos los que quieren ir de visita. Es una increíble obra de la naturaleza compuesta de pozos y ríos subterráneos, gargantas verticales, lagos cristalinos, galerías laberínticas y rocas de diversos colores y formaciones. Un placer oculto a los ojos del hombre durante siglos, en forma por la acción del agua y la humedad durante miles de años.

Interior Cueva El Soplao

Interior Cueva del Soplao

“Único” es una palabra que se utiliza mucho alrededor del mundo al describir paisajes y lugares de interés, especialmente los que se encuentran en Cantabria. Esta vez, sin embargo, la comercialización de este atractivo particular descansa en su verdadera singularidad. La cueva del Soplao se conoce como “una cueva única”, y en términos de las cuevas de su tipo, es sin duda el único en Cantabria. Altamira, El Castillo y el resto son todos famosos por sus pinturas y su historia antigua. El Soplao es una cueva completamente diferente.

Para empezar, lo que solía ser una antigua mina, y que fue descubierta a principios del siglo 20, es una cueva de fascinación geológica, donde los fanáticos de formaciones rocosas y calcita se babean por un sistema cavernoso repleto por un conjunto de estalactitas y estalagmitas. Hay un número importante de diferentes tipos de minerales en la formación de esta cueva, creando todo tipo de formas extrañas en las diversas galerías del sistema de cuevas. Las formaciones en El Soplao son conocidas por ser de las más espectaculares y prolíficas de las cuevas de este tipo en el mundo.

El tour regular de “El Soplao” cuesta 11 euros para adultos y 8,50 euros para los niños. El tour de aventura cuesta 32 euros por persona. La cueva está abierta desde las 08 a.m.-10 p.m. lunes a viernes, 10 am-10 pm los sábados y 09 a.m.-3 p.m. los domingos. De octubre a junio, cierra todos los lunes. Los boletos están libremente disponibles y debe llegar 30 minutos antes de la hora establecida para poder tomar el tren de manera calmada.

La cueva de El Soplao no está exenta de problemas, como está fuera de la ruta turística principal y no tiene una guía de Inglés especializada, hace las cosas bastante problemáticas para los visitantes que no son españoles. Sin embargo, si se tiene conocimiento del español, y un coche, o se está dispuesto a ponerse de pie y simplemente admirar, la Cueva de El Soplao es un candidato bastante decente para convertirse en destino turístico de obligación.

Dentro de la cueva
El patrimonio minero de la cueva permite que los visitantes puedan tomar un tren minero en la caverna, y por unos pocos euros extra que puede hacer el ‘Tour de Aventura’, que consiste en ponerse cascos, equipo y luces, y se le da la oportunidad de ver más allá del área de visita habitual y vivir la experiencia de las cuevas en la oscuridad. Hay un poco de escalada y resbales posibles, así que esta excursión no es recomendable para todo el mundo. Por desgracia, en el horario normal hay falta de una guía de Inglés, por lo que se puede contemplar con asombro las estalagmitas asombrosas, mientras los turistas anglosajones deben soportar no poder entender las explicaciones de los guías turísticos.

Tour Aventura El Soplao

Tour Aventura El Soplao

Siéntase como un explorador a otro planeta y descubrir un universo oculto bajo tierra desconocida. Solo hay que ir a El Soplao, en Cantabria, norte de España, y admirar este tesoro natural de la luz, la sombra y el sonido, con formaciones extrañas y maravillosas. Un lugar impresionante, esculpido por la madre naturaleza.

Usted no necesita ser un experto para ingresar a El Soplao. Un kilómetro y medio de la cueva se ha hecho accesible a todos, incluso a niños a partir de seis años. Se puede visitar la cueva durante todo el año y cuenta con acceso para minusválidos también. No se necesita tomar ningún equipo especial para comenzar su aventura. En una hora de caminata, niños y ancianos por igual estarán fascinados por las estalactitas y estalagmitas que se elevan desde el suelo de la cueva, y cuelgan del techo y las paredes. Es la abundancia y la naturaleza grandiosa de las formaciones extrañas y excéntricas, que hacen de esta cueva un paisaje único en su especie. Un guía siempre le acompañará a lo largo de las galerías, donde también se pueden ver los restos de una antigua mina.

De miércoles a domingo, los más atrevidos pueden explorar una parte más profunda de la caverna. Los únicos requisitos son que se debe ser mayor de 16 años, tener movilidad plena y bienestar físico, y estar dispuesto a aprender y a divertirse. Seis nuevos kilómetros de galerías se han abierto al público recientemente. Para explorar esta zona, que es un poco más exigente, que necesita para tomar equipo que se le dará en la misma cueva, que comprende un mono impermeable, un casco con lámpara, calcetines y botas impermeables. Dos expertos guías acompañan a los grupos en una caminata que dura dos horas y media. En el camino que tendrá que saltar, agacharse y apretarse contra las paredes. En definitiva, esto es vivir y sentir la caverna al máximo. Porque el lugar emite sus propios ruidos y silencios, y se puede escuchar la caverna como si fuera un ser vivo, en constante formación por el goteo incesante de agua.

Valora Nuestra Publicación