Mallorca, un mundo bajo el suelo 🌟 Cuevas de Mallorca

¡Viaja barato, viaja más!

Visita a las cuevas de Mallorca

Mallorca Turismo

La Mallorca que no se ve es todavía más bella que la que se expone al sol. Capricho de la naturaleza, en su interior se esconden más de tres mil cuevas. “Las más bellas del mundo” dijo Julio Verne de las cuevas del Drach.

Las primeras atracciones turísticas de la isla fueron, y son todavía, maravillas como las cuevas del Drach o las de Artà aunque, en la actualidad, se encuentran abiertas al público muchas más. Sus formaciones calcáreas son verdaderamente espectaculares, un milagro de la creación regulado por el nivel del mar y que las hace “inigualables” según la opinión de Ángel Ginés, geólogo de la Universidad de Baleares.

CUEVAS DEL DRACH

Cuevas del Drac con luz artificial

Cuevas del Drach con luz artificial

El descubrimiento de esta cavidad subterránea fue protagonizado por célebres personajes que bien pudieron formar parte de una novela de Julio Verne. De hecho, el escritor definió a estas cuevas como “las más bellas del mundo” en su libro Clovis Dardentor. Aunque la existencia de estas grutas se conocía ya en la antigüedad, alcanzaron renombre internacional en 1878 a raíz de un episodio desgraciado en el que tres hombres se perdieron en ellas durante treinta horas sin alimentos ni luz.

Su pérdida y posterior hallazgo supuso posteriormente la puesta en marcha de una expedición a cargo del espeleólogo Édouard A. Martel, que, tras cuatro días de exploraciones, dio con el Lago Miramar, considerado uno de los mayores lagos subterráneos del mundo que esconde un misterio en sus profundidades. “Tiene decenas de estalagmitas bajo el agua, un hecho difícil de explicar si no sabes que el mar estaba hace 300 años a un nivel mucho menor”, subraya Ginés.

CUEVAS DELS HAMS

Cuevas dels Hams

Cuevas dels Hams

Descubiertas en marzo de 1905 por Pere Caldentey en su misma propiedad, estas grutas son famosas por sus particulares formaciones arborescentes.

Con una extensión de 500 metros, estas cuevas fueron abiertas al público en 1912 y cuentan con dos particularidades especiales: por un lado, su lago interior es de agua dulce (sólo tiene un ocho por ciento de sal debido a las filtraciones marinas) y por otro, la sala “El sueño de un Ángel”, que cuenta con infinidades de estalactitas ramificadas que crecen en todos los sentidos en un fenómeno natural que desafía las leyes de la gravedad.

CUEVAS DE CAMPANET

Cuevas de Campanet

Cuevas de Campanet

Estas cuevas son las últimas descubiertas de las grutas turísticas mallorquinas. Se encontraron por casualidad en 1945 y fueron abiertas al público tres años después.

Recorriendo sus más de tres mil metros cuadrados de galerías y diferentes salas, el visitante puede admirar los fenómenos geológicos propios de las rocas calcáreas: las cavernas formadas a causa de la paciente labor erosiva de las aguas subterráneas, así como la rica y exuberante ornamentación cristalina de estalactitas y estalagmitas.

CUEVAS DE ARTÀ

Cuevas de Artá

Cuevas de Artá

Rodeadas de montañas que se levantan sobre el mar, estas cuevas han sido visitadas desde tiempos remotos y es muy probable que las conocieran los primitivos habitantes de la isla y los diversos pueblos que posteriormente la habitaron.

Paseando por su interior, que cuenta con desniveles de más de 25 metros, se pueden admirar altas estalagmitas que se levantan del suelo, elegantes y esbeltas, semejando vagamente formas humanas.

CUEVAS DE GÉNOVA

Cuevas de Génova

Cuevas de Génova

Con 200 metros de longitud, estas cuevas fueron descubiertas en 1906 por unos trabajadores que construían una cisterna particular. Sin querer, dieron con una gruta que se sumerge 36 metros bajo la tierra y que alberga algunas curiosidades calcáreas como formaciones coralinas que se desarrollan sobre las estalagmitas.

Su actual director, Joan Arboix, afirma que la visita “recorre toda la extensión conocida de la cueva”, aunque no se descarta la existencia de nuevas salas ocultas.

CUEVA DE VALLGORNERA

Cueva de Vallgornera

Cueva de Vallgornera

Situada en Llucmajor, destaca no sólo por su extensión (hasta ahora han sido explorados 31 kilómetros de galerías) sino por su increíble variedad de formaciones minerales.

Aunque inaccesible para el público, son los buceadores los que, en muchos casos, han descubierto nuevos accesos a pesar de que su entrada inicial está a un kilómetro de la costa. Muchos clubes de submarinistas locales ofrecen viajes para conocer la Mallorca sumergida.

Pensando en visitar Mallorca? No olvides visitar esta web: Alquiler Barcos Mallorca

Relacionados