Cataratas Victoria • Turismo Zimbabue - Roundalia.com

¡Viaja barato, viaja más!

Cataratas Victoria

Zambia y Zimbabue

En el corazón de África del Sur, se esconde uno de los lugares más enigmáticos, mágicos y subjetivos del planeta y uno de los más visitados en el África Austral por turistas de todas partes; un lugar que posee un ritmo variado, dinámico y constante, otorgado por las aguas del río que lo surca, éste lugar se encuentra entre las fronteras que forman los países de Zambia y Zimbabue. Del lado de Zambia se denomina Parque Nacional Mosi-oa-Tunya y del lado de Zimbabue lleva el nombre de Parque Nacional De Las Cataratas Victoria. Y son estas cataratas el punto más atractivo de la zona, pues poseen una caída libre de al menos 108 metros de alto y un ancho aproximado de 1,7 kilómetros; a nivel mundial se les considera toda un espectáculo totalmente natural sin intervención de la mano humana, siempre transformadora de los entornos.

Cataratas Victoria

Cataratas Victoria

Las Cataratas Victoria forman parte tambien del distrito de Livingstone de la provincia del sur de Zambia en una región denominada Mashonalandia. El nombre que reciben actualmente se debe a que en el año de 1855 un misionero y explorador escocés de nombre David Livingstone que deseaba cruzar África desde el sur hasta el norte, las descubrió y las bautizó en honor a la Reina Victoria. Para el misionero las cataratas representaban un obstáculo en el camino, pero escribió refiriéndose a ellas como que nadie en Inglaterra podría ni siquiera imaginar la belleza de las cataratas.

El nombre otorgado a las cataratas por los habitantes del lugar es Mosi-oa-Tunya, que se traduce como “el humo que truena”, esto en referencia al potente sonido que generan sus corrientes de agua, un estruendo que se puede escuchar a una distancia de 40 kilómetros de distancia. El río que alimenta a las Cascadas Victoria es el río Zambeze, que es el cuarto más extenso de todo el continente africano, y solo lo preceden en longitud los ríos Nilo, Congo y Níger. Las cataratas se hayan sobre una meseta que a lo largo del año va experimentando diferentes cambios climáticos, desde los finales de noviembre y hasta principio de abril existe una estación lluviosa, en febrero ocurre la inundación anual lo que aumenta grandemente el caudal del río llegando a contener un flujo de agua de alrededor de 500 millones de litros. Durante esta época es imposible observar el pie de la cascada y los paseos a lo largo del acantilado o cerca de la caída de agua son un constante baño por la gran cantidad de gotas de agua que viajan transportadas por el viento en todo el lugar, pero es una experiencia muy agradable observar como en el borde del acantilado estas gotas suben en forma de lluvia invertida, por lo que la ducha merece muy bien la pena. Si alguno de los visitantes no quiere acercarse tanto, la caída de agua de la catarata y la lluvia invertida producida por el viento, generan en esa unión ancestral una cortina de niebla que puede llegar ascender a una altura de 400 metros y puede ser vista a 50 kilómetros de distancia, todo un espectáculo de la creación.

La temporada de sequía abarca desde finales de mayo y llega hasta principios de noviembre y las caminatas a lo largo de algunos tramos cerca de la cascada se hacen posibles. Estos dos estaciones de invierno y sequía generan sendos cambios en la apariencia de las Cataratas Victoria y sus alrededores, por ejemplo a medida que va llegando la época más, el caudal se reduce y las cimas de la meseta se hacen más anchas y numerosas; dejando a la vista lugares, colores, plantas, vida y naturaleza que en época de invierno es arropada dulcemente por la inundación.

Como atractivo turístico, el lugar apenas era visitado por turistas antes de 1905. Fue en ese año cuando se construyó un ferrocarril que viajaba hasta Bulawayo, lo que acercó a los turistas al lugar y la popularidad de las Cataratas Victoria creció deliberadamente. Entre los atractivos para decidirse a visitar las cataratas tambien podemos sumarle el Puente de las Cataratas Victoria, que es un arco de acero que data del año 1905. Otro atractivo son los arcoíris lunares, pues si su visita coincide con una noche de luna llena, la luz de la luna pasando a través del agua de la catarata formara un hermoso arcoíris. También podemos sumar la conocida Piscina del Diablo, una piscina natural construida por rocas que están justo al borde de la caída de agua de unos 100 metros de alto, para disfrutar con seguridad de esta piscina se aconseja hacerlo entre los meses de septiembre a diciembre. Los tours de naturaleza y vida salvaje son comunes de disfrutar en el lugar. Los deportes acuáticos como el rafting, dicen algunos conocedores de la materia que los rápidos que se forman en el río Zambeze son los mejores del mundo para practicar este deporte; además del puedes bucear, hacer esnorquel, subir a un kayak o realizar un tour en barco, el esquí acuático y la monta acuática tambien son interesantes opciones, muy cerca de las cataratas existe una especie de zoológico dedicado a los cocodrilos.

Puente de las Cataratas Victoria

Puente de las Cataratas Victoria

La oferta en hoteles es variada pero no muy extensa como para tener muchas opciones entre las cuales elegir; la opción con la que se puede vivir una mejor experiencia es hospedarse en alguno de los hoteles situados dentro del espacio de las Cataratas Victoria, en estos hoteles el contacto con la naturaleza y la fauna están más que asegurados, ya que jirafas y cebras andan por el lugar tranquilas como en casa y el rumor de las aguas de las cataratas solo pueden ocasionar en el huésped un efecto sumamente relajante y liberador de estrés.

Por razones como estas las Cataratas Victoria fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1989, quedando protegidas alrededor de 8.780 hectáreas de vida natural y salvaje, que están allí esperando su visita para que descubra todo su encanto y esplendor.

Valora Nuestra Publicación
Cataratas Victoria, 5 / 5 (2 votos)

Relacionados