Aoshima, la isla de los Gatos • Roundalia.com

¡Viaja barato, viaja más!

Conoce Aoshima, la isla de los gatos

Viajero Curioso

Si eres aficionado a viajar por el mundo tendrás experiencia en ciudades que las definen más sus animales que las propias personas que la habitan. Uno de los casos más curiosos es el de la isla de Aoshima, también conocida como la isla de los gatos. Situada en Japón, se ha convertido en los últimos años en un reclamo turístico del país entero, tanto que muchas compañías comienzan a incluir de forma habitual la visita a Aoshima en sus paquetes vacacionales.

La realidad de Aoshima hoy en día es que se estima que hay 120 gatos frente a 20 personas. Una proporción que sorprende teniendo en cuenta que Aoshima ha estado poblada durante todo el siglo XX. No nos puede extrañar que ya casi nadie conozca la isla por su nombre original, llamándose incluso por los propios japoneses como la isla de los gatos.

Situación geográfica de Aoshima

Situación geográfica de Aoshima

Viajar a Japón sigue estando en la agenda de muchos como sueño a cumplir, por lo que si eres fan de estos animales tienes como mínimo que comprar un billete para el ferry que sale de la costa de la prefectura de Ehime. Apenas tardaremos 30 minutos en llegar y la experiencia, sobre todo para los más aventureros, es de las que merecen la pena. Eso sí, recuerda que un lugar turístico no va asociado necesariamente a un lugar adaptado para el turismo: no podremos comprar nada, ni habrá guía de visita. Es tal y como esperamos, un pueblo habitado casi enteramente por gatos. Y es ahí donde radica la magia.

De vecinos a habitantes
No hay una fecha exacta de cuándo se introdujo el primer gato en la isla. Los pescadores notaban que los barcos una vez tomaban tierra sufrían el ataque de los ratones, necesitando una herramienta eficaz para evitar tener que lidiar con ellos en el mar. Vieron clara la solución, llevando gatos a la isla para que establecieran una colonia y se encargasen del problema. Lo que no se podían imaginar es que estaban repoblando la isla realmente.

Gato de Aoshima esperando ser acariciado

Gato de Aoshima esperando ser acariciado

En 1945 había aproximadamente 900 personas establecidas permanentemente en la isla. Pescadores en su mayoría, fueron migrando a las grandes ciudades niponas a medida que el desarrollo posterior a la guerra premiaba la creación de grandes núcleos urbanos. A pesar de que la isla se modernizaba poco a poco no pudo evitar quedarse estancada, viendo cómo la población más joven desaparecía quedando los pensionistas.

Gracias a internet lo que parecía una isla condenada a convertirse en un pueblo fantasma ha alcanzado el fenómeno viral, haciendo que el turismo de la zona se haya disparado en los últimos años.

Aoshima en la actualidad
Teniendo en cuenta que las personas que quedan son en su mayoría pensionistas es fácil entender que la veterinaria del pueblo cuide a los gatos altruistamente. Ya retirada, como todos los habitantes de la isla conocedores del destino que le espera a Aoshima.

¿Cómo se traduce el auge de internet cara al turismo? Desde rutas en barco rodeando la isla hasta paradas para contemplar a los gatos a escasos centímetros. Y es que los animales han aprendido la ventaja de ser visitados a diario por personas de todas partes del mundo deseosas de contemplar ese extraño paraje, una ciudad habitada por gatos colándose por cada recoveco que encuentran. Las instantáneas que se logran son espectaculares y los felinos se encuentran completamente adaptados al ser humano.

Aoshima, la isla de los gatos

Aoshima, la isla de los gatos

Sin un recambio generacional no queda mucho para que la isla quede habitada exclusivamente por los felinos. No hay comercios en la isla, tampoco servicios y ni siquiera hay un lugar donde hospedarse. Los pocos habitantes que quedan no tienen planes de revitalizar el pueblo, aceptando convivir con sus nuevos vecinos: silenciosos, queridos y siempre dispuestos a acompañarles en sus paseos por la isla.

Valora Nuestra Publicación